Londres día 4: Tower of London, Tower Bridge, Fleet Street, Tate Modern, Abbey Road

by - 14:39

Torre de Londres

Nuestro último día en Londres. El día estaba raro y lo mismo caí un chaparrón que salía un rayo de sol. Esta vez tocaba visitar la Torre de Londres. Para llegar hasta allí fuimos directamente en metro, que ya no tenía secretos para nosotros.

La Torre de Londres es un conjunto histórico construido en el siglo XI que ha servido para diversos usos. A principios de la Edad Media era residencia real, pero también tesoro, Casa de la Moneda, armería... A finales del siglo XV fue usada como prisión. Sin embargo, los presos que se encarcelaban aquí no eran presos cualquiera, sino aristócratas y otros personajes de alto rango convictos por traición. Aquí estuvieron encerrados Isabel I (antes de gobernar) y aquí se decapitó a su madre, Ana Bolena.

Se compone de varios edificios, entre ellos torres, varios patios y murallas. En el Patio Central se encuentra la Torre Blanca, la mayor de todas, probablemente destinada a residencia real, que a su vez se divide en varias plantas con distintos usos. La leyenda dice que si los cuervos se van de la torre, el país caerá.
Tower of London
Torre Blanca  

Tower of London Tower of London
La entrada a la torre fue la más cara de todas (15 libras) y fue quizá la visita que más nos decepcionó. Nos pareció un poco "vacío", pero también es verdad que lo visitamos por libre y la guía que llevábamos nos resultó algo falta de información. [Tip: Mi recomendación es apuntarse a un tour guiado o coger una audiguía para poder sacarle el máximo partido a la visita].

Uno de los principales motivos para visitar la torre es poder ver las Joyas de la Corona, que se encuentran aquí. Mr. Knook descubrió que había perdido su entrada, y nos entró el pánico por si había que volver a pagarla, con lo cara que era. Después de intentar encontrarla, entramos igual a la torre y nadie nos pidió nada.

Tower Bridge

Justo al lado de la Torre de Londres se encuentra el Tower Bridge. Este famoso puente levadizo es otro de los símbolos de Londres, con sus bonitas torres góticas.
Tower of London

Fleet Street y la Iglesia de los Templarios

Como nos quedaba algo de tiempo hasta el medio día, nos pusimos a buscar la Iglesia del Temple (sí, la de los templarios, estábamos en plena fiebre de Dan Brown y el Código Da Vinci). Desgraciadamente su localización y sus horarios de visita son tan extraños como la propia orden de los templarios, así que tras perder mucho tiempo intentando encontrarla en un kilómetro cuadrado y dar con ella, descubrimos que estaba cerrada y en obras, y, para más inri, la abrían al día siguiente que nosotros ya no estábamos :(  Por lo menos la puerta estaba abierta, y, aunque no pudimos entrar, sí pudimos echar un vistazo al interior desde fuera. Algo es algo.
Temple Church
Mi cara de decepción ante la entrada a la Iglesia.
Aún así el paseo por Fleet street valió la pena, ya que vimos la Royal Courts of Justice, que es un edificio impresionante, y encontramos una tienda de Twinings pequeñita en la que paramos a comprar unos tés. Royal Court of Justice Griffon
Twinnings

Tate Modern

Decidimos ir a ver la dichosa Tate Modern, el museo de Arte Moderno, que no habíamos podido ver el primer día. Quedaba un poco a desmano, ya que había que ir a la otra orilla, pero yo no me quería ir sin verla. Al final eran casi las tres de la tarde cuando llegamos, no habíamos comido y no había nada parecido a un restaurante, bar o tienda cerca (¡eso en España no pasa!). Lo único que había era un puesto de perritos calientes, que fue lo que comimos, aunque no es que estuviesen muy buenos.
Tate Modern Por fin entramos en la Tate y ¡menuda desilusión!. Había un montón de gente, como en los otros museos, pero era prácticamente imposible moverse. Los cuadros, además, estaban dispuestos siguiendo una temática y no cronológicamente o por autores. Nos resultó muy difícil verlo todo y sobre todo, encontrarlo. Así que, decepcionados, nos fuimos, no sin antes hacer una foto desde lo alto del restaurante de la Tate en el último pisto, justo en frente de la catedral de Saint Paul.Tate Modern
Atravesamos el Puente del Milenio y llegamos hasta la zona de la Catedral de St. Paul. Millenium Bridge Millenium Bridge Millenium Bridge

Harrods, Museo de Hisotria y Abbey Road

Como aún quedaba algo de tiempo nos decidimos a ir a Harrods, los grandes almacenes de lujo y uno de los sitios más típicos. Realmente es una chorrada, al fin y al cabo es como si alguien viene a España y se va a El Corte Inglés -salvando las distancias-. El caso es que Mr. Knook tenía curiosidad porque todo el mundo le hablaba de Harrods y quería verlo. Cuando al fin lo vio dijo, "¡Pero si esto es como El Corte Inglés!". Pues sí xD. Básicamente lo único que hicimos fue entrar y salir, porque no somos precisamente de los que nos guste ir de compras, y menos si estamos de viaje.
Harrods Cerca de allí estaba el Museo de Historia Natural, así que aprovechamos y nos acercamos hasta allí. El edificio es muy bonito, pero la exposición no nos interesó demasiado.

Para terminar el día y como buena beatlemaníaca, no podía irme sin pisar Abbey Road. Por supuesto intenté hacerme una foto en el famoso paso de peatones de la portada del disco homónimo de los Beatles, pero no fui capaz porque me confundí. Pensé que iba a estar más lejos, y no, era el maldito primer paso que encontramos en el que todo el mundo se hacía fotos (obviamente). Pero yo, tonta de mí, había leído que el paso se había repintado y estaba buscando otra cosa. Además, suponía que el estudio de grabación iba a estar indicado y no, era una casa más que apenas se distinguía. En fin, que el paso no lo cruzaría, ¡pero la calle me la recorrí de arriba a abajo! Abbey Road Abbey Road Antes de volver al hotel pasamos por un Mark & Spencer a comprar unos bollitos de pasas para mis padres. La verdad es que a mí no me gustan las pasas, pero esos bollitos estaban deliciosos.

Y aquí acabó nuestro viaje, ya que al día siguiente, muy temprano y después de degustar unas maravillosas muffins de chocolate y un capuccino en el aeropuerto, nos volvimos a casa. Se acababa nuestro primer viaje al extranjero, pero afortunadamente quedaban muchos por venir.Stansted Airport Stansted Airport

Te puede interesar

1 comentarios


  1. Wow awesome photoghraphy.
    What a great Blug. Its worth to read it.
    Well Done
    Thank you!!!

    ResponderEliminar